¡Es el marketing, estúpido!

En Granujas de medio pelo, la película de Woody Allen, hay una escena en la que Frenchy y su marido, el ex presidiario Ray Winkler, tras hacerse ricos inesperadamente, discuten porque ella quiere visitar Europa, conocer iglesias, teatros de ópera y ruinas. Ray (Woody Allen), en su histérica misoginia, le pregunta si le ha dado…