Un amigo

De vez en cuando los mejores amigos tienen a bien, además de recordarte quién eres y de dónde vienes, regalarte la dirección de un buen restaurante, una botella de vino o, qué se yo, prestarte un libro. El otro día me encontré a L. en el aeropuerto de Bilbao. Nos preguntamos el uno al otro…