Lobos

Estamos en tiempos de corcho y silencio, de emociones en salazón y vinos gruesos que además nos tragaremos junto a quienes durante años se lo han trincado todo y de todas las maneras posibles hasta llevarse los triglicéridos y los colesteroles al paroxismo de sus jetas. No esperen a los lobos. Los lobos ya estaban…