Gas

Ya sabemos que todo lo sólido acaba por desvanecerse en el aire (Karl Marx y Berman Marshall mediantes) y que el perfil frágil de nuestra identidad es el sujeto de nuestra líquida modernidad (Zygmunt Bauman en concreto y Manuel García Rubio —y hace poco también Muñoz Molina—, literariamente hablando). Lo que no sabemos bien, atizados…