DÍAS DE VERANO

Como no todo va a ser follar que cantaba Javier Krahe, a quien me unía el nombre, la glorieta de Quevedo y su gusto por el ajedrez, o hablar de Grecia y los granujas de uno y otro lado que antes terroristas pero ahora otra vez tan fraternales y europeístas, o las despedidas lacrimosas de…

Familia

Tengo una sobrina de pocos años de edad, muy lectora y con algunos apuntes literarios a sus espaldas que el otro día me confesó cómo desde una de esas plataformas digitales de Internet —que dicho sea al paso ya maneja con la misma soltura que un tahúr las cartas de una baraja—, entra en este…