La mancha frambuesa

Ella vestía una sonrisa de satén claro no se sabe a juego con qué. Él, atento y previsor —qué otra actitud cabría ante una mujer así—, se había adelantado reservando una mesa en Bomarzo. Sus paredes recordaban los jardines y las esculturas monstruosas del bosque del duque de Orsini que Manuel Mujica Láinez retrató en…

Tintinabulli

Pepe Monteserín, durante la presentación de su última novela titulada Los bolsillos de Bach, vino a decir que él no hacía nada si no era en compañía de la música. No está nada mal para ser una declaración de intenciones. Y es que en este libro que acaba de publicar, los amantes de la música coral tendrán un buen motivo para alegrarse y todavía más si al tiempo son amantes de la buena literatura. Monteserín reluce con la solvencia del estilo que acostumbra —exacto y divertido, barroco y rápido ma non troppo—…

Increíble

Estamos ante un naufragio increíble, irreal, inventado, producto sólo de la imaginación y la creación del artista. Las ruinas increíbles a partir de las cuales se realizan obras de una factura increíble.

El refugiado

Tuve un acceso de ira y, de no mediar mi mujer, hubiera empujado ese asqueroso electrodoméstico hasta el borde de la ventana.

Invisible

Viendo a Filónov y comiendo en Dani García se puede aprender que el arte se apoya en el mundo visible y también en el invisible