Una de los nuestros

Sé que es obvio, pero es hora de que todos los hombres nos pongamos a la altura de los tiempos. Exactamente a esa altura que está casi al doble de la que señalan nuestros testículos. Lo contrario es estar en el submundo de esos cánticos machistas que se oyeron en la grada sur del estadio Benito Villamarín contra la ex novia de un jugador del Betis o a la de esos cobardes que se suicidan no sin antes matar a sus hijas o que se entregan tras matar o apuñalar o descerrajar o arrojar ácido sobre sus cuerpos. Todo va en el mismo paquete. Incluidos esos pequeños casos que casi todos hemos conocido alguna vez, y que son la gota constante de la humillación permanente contra las mujeres: la desconsideración, el control, el abuso, la amenaza, la persecución y todas esas herramientas de desprecio y tortura psicológica que usan de forma artera algunos hombres de toda condición. Hombres cercanos que pasan por ser encantadores compañeros de trabajo, leales amigos o entregados padres de familia. Y en todo esto nada ayuda la chulería de Pedro Morenés, ministro de Defensa, con ese gesto ordenando callar, tan a la altura intelectual de sus cojones.

» Todos hemos conocido alguna vez esa gota constante de la humillación contra las mujeres

Es hora de que todos los hombres asumamos el desafío ético y moral de estos tiempos. Y ello pasa por entender que la seguridad nacional y la necesaria jerarquía en el ejército no se resquebrajan ni una brizna por dotar de un protocolo civil a aquellos casos de acoso y maltrato, ya sea en la paz o en la guerra. Baste decir que todavía hoy no está tipificado el acoso sexual en el código penal militar. El trabajo no debería ser largo ni arduo, señoras y señores del Congreso, tan sólo requiere lealtad y orgullo, esas cualidades humanas que la comandante Zaida Cantera ha demostrado portar con valentía, gallardía y honradez: la lealtad a España y el orgullo de ser militar y mujer.

» Lo que no le perdonan es el insulto intolerable que representa su aplomo perfecto.

Sí, es hora de que los hombres vayamos a la guerra. A una guerra que se libra en los centros de trabajo, en las escuelas, en los bares, en la calle y en el hogar. Una batalla en la que todos los hombres tenemos el desafío de enseñar a los más jóvenes y convencer a los dubitativos para que activen las neuronas que conforman la necesaria seguridad en sí mismos. No conozco a ningún padre al que le guste que su hija pase por donde ha pasado durante estos últimos años Zaida Cantera, una militar ingenua tal vez, algo romántica quizá, quién sabe, pero de una inteligencia envidiable y contrastada en su impecable hoja de servicios. Seguramente lo que no le han perdonado, empezando por el ministro y tal vez llegando hasta sus propios compañeros, es que esa inteligencia la haya utilizado contra los suyos, es decir contra los oficiales. Porque la comandante Cantera no es ninguna advenediza, no viene de la gleba común ni es una suboficial. No. Es una de los suyos. Y ellos no le perdonan que haya sido mejor, tanto en el campo de las emociones como en el de la inteligencia. En el fondo y si se mira bien, lo que no le perdonan de ninguna manera es el insulto intolerable que representa su aplomo perfecto, incluso tras esa cortina de nervios que es su cuerpo cuando habla.

Sí, ya es hora de que ante casos como el de Zaida Cantera, la contienda política y electoral se sitúe en un tercer plano de importancia. Por eso, y porque por desgracia este no será el último caso, es el tiempo de luchar para que todos los hombres nos encontremos algún día junto a ellas, a su altura y hombro con hombro, en ese campo abierto de afecto y de progreso que es la inteligencia.

Anuncios

3 pensamientos en “Una de los nuestros

  1. Pingback: Una de los nuestros | Noticias de Asturias, Información Actualidad, opinión, Avilés, Gijón, Oviedo| asturiashoy.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s