La quiromante

No lo tomes a mal, cariño. Ellos tienen la teoría y estos tiempos de su parte. Vaya, que los vientos corren a su favor. Sin embargo,creo que llegarás lejos, que te cuidarán tus gentes y tu descendencia. Y también yo, si tú me dejas. Sin embargo, desde antes de tu llegada, tendrás traidores que sonreirán sin pudor ante tu cara y a la vuelta de cualquier esquina esperarán tu cuello para poner sobre él su pie de esparto e izar la bandera de la conveniencia. No lo dudes, serán peor que tus enemigos. De éstos, cientos de miles, cuídate, porque conocen demasiado bien los talones débiles de tu prole. Os han estudiado durante cuarenta años con un detenimiento minucioso y tienen un mapa y una brújula y una historia y un lenguaje hundidos en el sacrosanto agujero de los siglos, en la pesada industria de su estómago, y todo ello a buen recaudo en dos carpetas tituladas «el odio» y «la venganza». Ya, ya sé que ni tú ni yo hicimos la guerra, que nuestros antiguos antepasados no supieron hacer bien ni siquiera la O con un canuto. Pero así es la vida, querido: una guerra no termina hasta que pasan cien años. Por lo menos. Y este país es como es… tú ya me entiendes… Sí, más vale que me entiendas… cariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s