Ficción

El narrador de la novela de Michel Houellebecq, El mapa y el territorio, cuenta que el protagonista, el artista Jed Martin, le propone al escritor Michel Houellebecq la cantidad de diez mil euros a cambio de una presentación de cinco o seis folios para el catálogo de su exposición. Es decir, que valora la escritura del escritor Houellebecq en unos dos mil euros por folio, euro arriba, euro abajo. Obvia decir que al escritor Javier Lasheras nunca le han ofrecido esa cantidad. Obvia contar que si nadie lo ha hecho es porque nadie cree —hoy por hoy— que un folio del escritor Javier Lasheras lo valga. Obvia contar que el escritor Javier Lasheras, sin embargo, sí lo piensa. Otra cosa, claro, es que lo pida. Houellebecq, de hecho, tampoco lo solicita. Es Jed Martin quien se lo ofrece. Por la novela del francés sabemos que, páginas después, el valor real por su participación será un cuadro del propio Jed Martin valorado en novecientos mil euros y posteriormente en varios millones. Aunque los motivos son confusos, en parte es esa cantidad y ese valor los que le costarán la cabeza al escritor Michel Houellebecq. Obvia contar que esto es lo que pasa con la ficción y los deseos, que se pone uno a imaginar y acaba uno hecho un Cristo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s