El lector descansado

Me disculpo ante los cinco o seis lectores que me leen habitualmente. Me he tomado unos días de asueto sin avisar y eso es imperdonable. Entre otras muchas cosas, todas relacionadas con el placer y la tranquilidad, he estrenado la primavera y he leído Un momento de descanso, de Antonio Orejudo. Como Orejudo no va a perder el tiempo leyendo estas líneas y, además, seguro que se la trae al pairo, aquí copio unas palabras de Raquel Medina, personaje secundario. Dice: —La universidad española, donde yo trabajé mucho tiempo antes de marcharme a Inglaterra, no solo es mediocre y corrupta, es también inverosímil. ¿Nunca se ha parado a pensar por qué apenas se han escrito novelas de campus en español? Yo se lo voy a decir: porque es imposible escribir una novela sobre la universidad española que sea elegante y además verosímil.

Pues eso, Orejudo escribe una novela sobre la universidad española. No sé si verosímil —esto, como todo el mundo sabe, depende de cada lector—, pero elegante sí que es la novela de Orejudo. Su segunda parte es entretenida y en alguna ocasión divertida y crítica. Me gustó mucho más Reconstrucción, pero qué coño, yo también tengo derecho a leer novelas que me aporten una felicidad elemental, que me den paz y me dejen tranquilo. Pregunta: ¿alguien podría decirme si ha leído alguna buena y disparatada novela sobre la administración valenciana, catalana, madrileña, asturiana, andaluza o sobre la local o central? Mediocres, corruptos, inverosímiles… ¿les suena?   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s