67.000

MADRID 5º ANIVERSARIO JULIO 2009 246

Juan Muñoz. One laughing at the other, 2000.

Esta es la cifra. No se asusten. En el presupuesto de casi cualquier administración resulta insignificante. Creo que, después del artículo que yo mismo publiqué aquí, pero sobre todo a partir de las informaciones y hechos que se han ofrecido en los medios de comunicación regional, ya no queda ninguna duda sobre la escasa o nula utilidad del pomposo informe denominado Libro blanco de las industrias culturales del Principado de Asturias, excepto para las dos empresas beneficiarias y para el contratante del mismo, que así podrá justificar obviedades, entre otras cosas. Cualquier comunidad honrada debería poner mucha atención y sancionar estas actuaciones. Aunque entre los ciudadanos, en este tamaño desatino, carente de seny y sobrado de rauxa, ya no hace falta hacer ni decir nada. Tal y como dice un amigo funcionario en esto de los asuntos culturales, no es que no haya valor para dimitir, es que hasta la estética se ha perdido. En fin, parece que algo no ha funcionado como ellos querían. Esto me recuerda un diálogo en La información, de Martin Amis, poco edificante pero muy instructivo. Dice así:

—Oye una cosa —dijo Trece—, ¿qué te parece si hacemos el sesenta y ocho?
—¿El sesenta y ocho?
—El sesenta y ocho.
—¿Qué es el sesenta y ocho?
—Me la mamas y te debo una.

Pues eso. Y para estar a la última apunten que yo también me sumo a que se legisle qué pueden recibir y qué no los gobernantes. Espero que no se olviden de legislar también sobre lo que se puede y no se puede regalar a los gobernados, sea cual sea su ocupación empresarial.Comeco

Pero no me entiendan mal. Un buen informe sobre la mesa de un político que sepa leer es un artefacto de primera magnitud, que siempre coadyuvará al buen gobierno de la sociedad. Así que no digo yo que no hagan falta los informes. Lo que sobra es tirar el dinero y más aún con esta crisis, de la cual no tienen ni idea de por dónde va. Porque si se trata de eso, de tirar la pasta, entonces sí que queremos opinar.

Por eso y sin ánimo de manipular, quedémonos con la cifra. Juguemos con ella. Ofrézcanse 67.000 a la Asociación de Escritores de Asturias y la misma organizará de largo el mejor encuentro, semana, salón o festival literario que pueda celebrarse en Asturias y parte de España, con escritores e intelectuales hondos y desopilantes, con un nivel cualitativo superior al que puedan ofrecer ayuntamientos y otras asociaciones de carácter cultural  que desempeñan sus fines en Asturias. Organícese, con 67.000, un circuito literario en las sedes de los partidos, bibliotecas, casas de cultura y centros de enseñanza, que tan bien les vendría tanto a políticos y ciudadanos en general como a alumnos y profesores en particular, y la sociedad asturiana será más inteligente. Los editores también podrían participar, por cierto. Convóquense, con 67.000, becas de estancia en el extranjero y tendremos una Asturias mejor situada en el mapa y, en fin, pregúntese a muchos escritores de Asturias que viven bajo mínimos en qué demonios podría invertirse tan irrisoria cifra y les darán múltiples opciones. No se extrañen si algunos de ellos no piensan en sus propios bolsillos. Así son y así les va a los escritores y otras pandillas del mundo de la creación, quienes también tienen derecho a jugar con los 67.000. Porque no se trata de ser funcionarios en la sombra, pero sí de aunar firmas y salir a la palestra de una vez por todas para volver a decirles a estos políticos que por ese camino no cuenten con nosotros, que más parece hubieran nacido en Creta que en Asturias, que el dinero no es suyo y que los votos en democracia no justifican nunca el capricho alocado del despilfarro, aunque sea muy fashion y muy neoprogre: eso sólo es manierismo y decadencia y refleja muy bien a esta sociedad cada vez más capada y cada vez con más ciudadanos indiferentes.

¿Sucederá algo a partir de este asunto? La próxima semana seguimos hablando y, si el tiempo lo permite, que tengan ustedes muy buenos días.

Anuncios

4 pensamientos en “67.000

    • Mi querido P.: esta región es montañosa y carece de óptimas comunicaciones. Sus días suelen bautizarse con grises y, de normal, sus habitantes sólo se sonrojan cuando escancian la naturaleza y refrescan el gaznate. Por lo demás, seguimos vigilando a los nuestros, aunque cada día queden menos. En realidad, ya sólo gamusinos. Cuídate bien y recibe el afecto de siempre. Tuyo, J.

      Me gusta

  1. Pues que razón que tienes, esta claro que no solo aqui si no en otras muchas comunidades autónomas se tira el dinero en libros y todo tipo de presentes que a fin de cuentas y a pesar de su contenido el cual no entro a valorar dicen :

    ” Tengo dos fines, dar trabajo a la empresa de mi amigo y que caro saldrá a las motas de polvo cada centimetro cuadrado de ese libro”.

    Porque es para lo que servirá…coger polvo…no otra cosa.

    saludos¡

    Me gusta

  2. Javier: Llevas mucha razón, algunos miembros altos cargos de la Administración, derrochan dinero, que no es suyo sino de los administrados, para pagar a sus amigachos “progres” del mundo de la farándula, y muchas veces sin la categoría profesional que requiere por los altos emolumentos que reciben.
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s